Tejetécnica – Montaje para tejer desde el centro

No se porque pero me gusta empezar la casa por el tejado, tejer los calcetines desde la punta y los gorros desde el centro de la coronilla. Tras muchos años de intentar racionalizar este hecho delante de mis colegas tejedoras, he llegado a la conclusión de que no hay ninguna razon objetiva. Simplemente soy rebelde, me gusta aprender a hacer una cosa como dios manda y luego darle la vuelta y empezar por otro lado, da igual cual. Sencillamente forma parte de mi idiosincrasia tejedora darle la vuelta a las cosas. Cada tejedora tiene su propia idiosincracia como explica estupendamente el articulo de Pearlknitter Tejedoras: No existe una igual a otra, yo sin duda soy una tejedora curiosa un pelin subversiva.

Una de las ventajas del punto, es que podemos construir piezas tridimensionales directamente, en vez de paños planos a la manera de la confeccion clásica. Esta característica del punto, que comparte con el ganchillo, nos permite elaborar prendas sin costuras, de una sola pieza. Para tejer en circular de la manera tradicional, por ejemplo un gorro, empezaríamos con el elástico, seguiríamos tejiendo un tubo y terminaríamos menguando hasta tener unos ocho puntos que cerraríamos.

Yo os propongo hoy lo contrario, comenzar con ocho puntos que formarían la parte central de la coronilla, seguir aumentando hasta la dimensión deseada, tejer la parte recta y acabar con el elástico. Para tejer de esta manera lo único que hay q saber es hacer un montaje en circulo cerrado.

El más conocido de estos montajes es el montaje Emily Ocker. La gran Elizabeth Zimmerman lo describió en uno de sus libros atribuyendolo a su amiga Emily Ocker quien según cuenta la leyenda nunca creyó hacer nada especial, simplemente creía que era así como se empezaba un circulo. Mito o realidad lo cierto es que esta manera de montar puntos se conoce por su nombre y es la manera más popular actualmente de comenzar a tejer un circulo desde el centro. Es una técnica muy útil a la hora de empezar un gorro por arriba, un calcetín por la punta o chales desde el centro.

El resultado queda bastante bien y una vez mecanizado es bastante sencillo de ejecutar. Se hace un circulo con la lana, se mete la aguja por esa lazada, se saca la hebra larga a través de esta lazada con la aguja, se vuelve a echar la hebra y con ayuda de la aguja de la mano izquierda se pasa el primer punto sobre esta hebra. Y ya tenemos nuestro primer punto. Ahora volvemos a introducir la aguja desde delante hacia atrás por nuestra arandela de lana, echamos hebra, sacamos esa hebra a la parte delantera de la labor, volvemos a echar hebra y pasamos el último punto sobre esta hebra, ya tenemos dos puntos. Repetimos hasta tener el número de puntos deseado. No suelen ser muchos puntos, recordad que estamos tejiendo el centro.

Cuando tenemos el numero deseado de puntos tiramos del cabo suelto que formaba la arandela hasta cerrar el centro y comenzamos a tejer en circular de la manera que mas nos guste, con agujas de doble punta, circulares o con la técnica del magic loop.

Normalmente para formar un circulo tendremos que ir aumentando puntos para formar nuestra circunferencia hasta la medida deseada. Os recomiendo poner un marcador al principio de una vuelta porque una vez que hayamos tejido unas cuantas lineas será difícil localizar el comienzo.

Como describir esta técnica es bastante complicado hemos decidido compartir con vosotros un pequeño video en el que intentamos demostrar como realizar este montaje. Esperamos que lo disfruteís y haga volar vuestra imaginación tejeril.

Últimamente uso esta técnica para todo… Por favor dejarnos un comentario contandonos vuestras opiniones ¿Os ha resultado útil? ¿Para que la habeís usado? Nos encantará ver vuestros trabajos empezados desde el centro.

error: